Hoy, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires reprimió a trabajadores de una cooperativa en pleno centro de la Capital. En el mismo acto, fueron golpeados y detenidos tres fotógrafos. Como suele pasar con represiones protagonizadas por administraciones macristas, el Grupo Clarín decidió tapar la realidad. 

En su portada web, Clarín aseguró: "Tensión, corte y empujones. Incidentes durante un “cuadernazo” frente al Congreso", escribió el multimedios. En el título nada dijo sobre las agresiones a periodistas. 

En cambio, el hecho fue repudiado prácticamente por todos los organismos de derechos humanos y asociaciones que reúnen a periodistas. Para sorpresa de muchos, hasta FOPEA, que nuclea a profesionales de los grandes medios, no pudo evitar el tema y repudió la represión. Para Clarín, por su parte, de eso no se habla.