Hay un viejo refrán criollo que dice "hay que pegarle al chancho para que aparezca el dueño", y algo parecido sucedió esta tarde. Una vez conocido el fallo del juez federal Luis Rodríguez que procesó este lunes al periodista Daniel Santoro, desde el Foro de Periodismo Argentino (FOPEA) y la Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas (ADEPA), siempre al lado de los medios hegemónicos, salieron a condenar a la Justicia federal y a atacar al magistrado Alejo Ramos Padilla. 

Tiempo después de que el juez Rodríguez procesara a Santoro por considerarlo "partícipe necesario" de la maniobra en la cual según la acusación se pidió al empresario Daniel Traficante el pago de 600.000 dólares para no quedar involucrado en la causa judicial por contrabando de mercaderías conocida como "mafia de los contenedores", tanto FOPEA como ADEPA condenaron el fallo.

"Los hechos atribuidos a Santoro sólo podrían encuadrarse dentro de un neutral ejercicio de su actividad profesional’, los que no pueden ser considerados ‘como contribuciones directas al plan criminal”, señaló FOPEA en un comunicado. 

“FOPEA ya hizo las denuncias correspondientes a los foros internaciones de defensa de los periodistas y se están analizando nuevas acciones en el plano local”, consignó la entidad. 

Por su parte, ADEPA manifestó “su preocupación por la resolución del juez federal Luis Rodríguez, quien procesó y embargó al periodista Daniel Santoro en la causa en la que se investiga el intento de extorsión de Marcelo D’Alessio al despachante de aduana Gabriel Traficante”.

“Rodríguez consideró que Santoro fue ‘partícipe necesario’ de la maniobra, pese a que no hay pruebas de que el periodista haya actuado con dolo o haya recibido un beneficio económico de parte del acusado. La resolución pretende utilizar una conducta incuestionable, como llamar a una persona a la que se va a mencionar en un artículo periodístico y pedirle su versión de los hechos, para atribuirle una intención reñida con la profesión”, destacó la Asociación a través de su cuenta oficial de Twitter.

Sin embargo, para el juez, Santoro "es considerado como partícipe en la intimidación ejercida por Marcelo Sebastián D ´Alessio sobre Gabriel Traficante, reforzando y dando sustento a la presión realizada para obtener el dinero exigido bajo las falsas alusiones a que iría preso en el marco de la investigación conocida como la mafia de los contenedores".

El periodista firmó una nota en la que se aludía al empresario como involucrado en esa causa judicial y con ello "había instalado social y mediáticamente que Traficante era investigado como jefe de la mafia de los contenedores" en 2016.