El Instituto Estadístico de los Trabajadores (IET) de la UMET junto con sindicatos, proyectó que en diciembre la pobreza estará algunos puntos por encima del 35%. Esto será como consecuencia de la crisis actual que está atravesando la Argentina respecto al mercado financiero y la consecuencia directa del impacto social.

El IET dio a conocer su medición de inflación respecto al mes de julio. Este fue del 2,2%. Con ese dato, la comparación interanual quedó en 54,5% y la acumulada de 2019 en 25,5%. El INDEC publicará mañana el IPC del mes pasado y privado creen que se ubicará en torno al 2,4%, reseñó AGENCIA PACO URONDO. 

"Si bien la inflación de julio fue la menor en más de un año, el salto devaluatorio muestra que agosto y, sobre todo, septiembre y octubre, serán nuevamente muy duros en materia inflacionaria. La magnitud del nuevo salto inflacionario dependerá de en cuánto se estabilice el dólar", advirtió el instituto. 

Según los datos recabados, el salario real cayó 8,1% interanual y anotó su vigésima caída consecutiva. Estos números demuestran una disminución del 18% respecto al nivel de noviembre de 2015, antes del cambio de Gobierno. Las repercusiones en lo social son contundente: el deterioro salarial de la mano de la fuerte devaluación e inflación incorporó a 4 millones de argentinos a la pobreza en tan solo tres años y medio de gestión macrista. Pero con la actual corrida esto podría llegar a alcanzar a más de 16 millones de pobres.

"El primer semestre cerró con una pobreza estimada en 34%. Por la desaceleración de la inflación, pudo haber tocado un piso en julio apenas por debajo de ese número. La devaluación ya va a empezar a impactar en agosto pero, sobre todo, en los siguientes tres meses, lo que generará otra suba de la pobreza. En diciembre podemos estar con una pobreza cercana al 37%. Y probablemente pueda haber un pico en el primer trimestre de 2020. Todo esto dependerá mucho de en cuánto se estabilice el dólar", explicó el analista Daniel Schteingart a BAE Negocios.