Julio De Vido apuntó contra el empresario y amigo del ex presidente Macri, Nicolás Caputo, como dueño de los casi 9 millones de dólares y más de 150 mil euros que aparecieron en los bolsos que el ex secretario de Obras Públicas, José López, quiso esconder en el convento de General Rodríguez.

"¿De dónde vino la plata de López? Estaba sellada. ¿Saben quién se la dio? Fue Nicky Caputo", dijo el ex ministro de Planificación en una entrevista a solo una semana de haber sido liberado para que cumpla el resto de su condena en arresto domiciliario.

Y agregó que "la casa de López estaba a nombre de (Eduardo) Gutiérrez, la mano derecha de Nicky Caputo y socio de él en un montón de obras".

López, fue filmado en el año 2016 metiendo en el convento a medianoche los bolsos con dinero -cuyo origen no pudo justificar- y terminó recibió una condena de seis años de prisión por enriquecimiento ilícito. En tanto que el dinero fue a dos hospitales pediátricos. Cuando fue detenido, el ex secretario vivía en una casa a nombre de Gutiérrez.

De esta forma, De Vido vinculó directamente a Caputo y Gutiérrez como partícipes necesarios del delito por los que López está preso y agregó que ·los que lo hicieron arrepentir (a López) "fueron ellos, los servicios de inteligencia".

"López fue un corrupto cuando recibió esa plata y también cuando se arrepintió", dijo De Vido en una entrevista extensa en la que se refirió al accionar de la Justicia en las causas que lo involucraron y también a las designaciones de jueces por decreto que hizo Macri.

"El error nuestro fue no haberlo detectado (al negociado de López con Caputo y Gutiérrez)".

Además, destacó el discurso de la asunción de Alberto Fernández en relación al saneamiento del Poder Judicial: "El discurso del presidente en materia judicial fue brillante".

Fuente: La Política Online