Los Centros de Primera Instancia (CPI) son espacios creados para garantizar el crecimiento y el desarrollo saludable de los niños y niñas de 45 días hasta los 3 años. Sin embargo, desde varios años estos espacios vienen sufriendo el ajuste del gobierno de Larreta.

Dos centros de primera infancia (CPI), “Rayuela” y “Pido Gancho”, ubicados en el barrio porteño de Barracas, denunciaron al gobierno de la Ciudad por "desfinanciar" a estos espacios, lo que perjudica a cientos de niños y a más de 40 trabajadores y trabajadoras, afirmó su directora, Mariela Lagar.

“Le pedimos al gobierno porteño que aumente las partidas porque hay 11 mil niños y niñas en riesgo”, aseguró Lagar.

Los CPI son espacios que contienen a niños y niñas desde los 45 días hasta los 3 años. La situación se agrava porque quienes no encuentran vacantes en las escuelas se inclinan por ingresar a estos centros.

Ante esta situación, Lagar señaló que de los 75 CPI que hay en la Ciudad, unos 45 vienen reclamando una reunión con el jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, sin ningún resultado.

Lagar también contó que la semana pasada se hicieron reclamos, pero que no obtuvieron respuesta por parte del gobierno porteño. “Frente a esto, lo único que nos queda es seguir en alerta, en movilización y en lucha”, afirmó la directora, en el marco de una movilización a la Jefatura de Gobierno.

Fuente: Diario Registrado