Por medio de sus cuentas oficiales, la Asociación Madres de Plaza de Mayo denunció el secuestro de una de las camionetas que utilizan para transportarse, donde se encontraba parte del archivo histórico que pertenece al organismo de Derechos Humanos. 

“Otro paso más en la persecución judicial. El gobierno siguió, frenó y secuestró una de las camionetas que utilizan las Madres para movilizarse. Se apropiaron de parte del archivo histórico”, difundieron a través de las cuentas oficiales.

También responsabilizaron al titular del Juzgado Comercial N° 13, Javier Perillo, “quien conociendo que existía documentación ajena a la quiebra y sin valor económico ni comercial, decidió avanzar con el secuestro”.