Según denunció el abogado Dardo Carballo ante la Justicia Federal en Formosa más de la mitad de los fiscales de Cambiemos cobró 5 mil pesos a través de un bono de desocupación.

Se trata de una compensación que lanzó el gobierno nacional en plena campaña electoral y que fue detenida por la jueza electoral María Servini para evitar maniobras de clientelismo político.

Según informaciones recolectadas por otros medios hay 10 testigos que están dispuestos a declarar cómo consiguieron el cobro del dinero y quién se los propuso. 

"Tardamos más de una semana en cotejar todos los datos y hay una salvedad importante que aclarar: por la Cámara Electoral sólo pudimos acceder al nombre de los fiscales que estaban en la finalización de la votación, pero no en el inicio. Esto quiere decir que los involucrados pueden ser muchos más", afirmó el abogado Carballo.  

La denuncia fue presentada contra el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, el Secretario de Empleo, Fernando Premoli, el delegado de la Agencia Territorial de Formosa de la Secretaría de Trabajo de la Nación, Germán Villalba, el concejal de la ciudad de Formosa, Miguel Montoya y contra el diputado nacional electo de Cambiemos, Ricardo Buryaile. 

Los delitos que imputan son de competencia electoral y también penales como abuso de autoridad, violación de los deberes de funcionario público y malversación de caudales públicos. 

"El electo diputado Buryaile es el principal implicado debido a que era el candidato para quién se montó toda la campaña. A su vez hay audios de personas que cobraron el bono que aseguran haber hablado con el ex ministro de Agroindustria. Otros mencionan al concejal Montoya y algunos a la Fundación Pensar", explicó Carballo. 

La denuncia fue presentada ante el fiscal federal con competencia electoral Jorge Di Lello y fue integrada al expediente que tramita la jueza María Servini. 

Fuente: Diario Registrado