Un concurso que lleva adelante el Gobierno de Cambiemos para reemplazar a los Administradores de Aduana levanto sospechas que salpican a Mauricio Macri y al Administrador Federal de Ingresos Públicos de la Nación Argentina, Leandro Cuccioli. Se trata del reemplazo de Administradores de Aduana que desde hace meses el gobierno de Cambiemos lleva adelante en 16 puntos fronterizos del país.

El pasado 21 de febrero el Boletín Oficial de la Administración Federal de Ingresos Públicos que comanda Leandro Cuccioli, informó que Edgardo Luis Beretta es el flamante ganador del concurso para cubrir el cargo de Administrador de la Aduana Orán, correspondiente a la Dirección Regional Aduanera Noroeste, concurso que se instrumentó en agosto del 2018.

En ese sentido, el abogado Ariel Pomares, representante legal de uno de los concursantes al cargo, denunció una serie “de graves irregularidades” en el concurso que dio como ganador a Beretta. Para empezar, afirmo que su "Cliente nunca recibió ningún tipo de notificación con respecto a la comisión evaluadora ni a quienes concursaban en la terna para ese cargo".

A su vez, el letrado detalló que el concurso se llevó adelante sin haberse respetado la normativa N§ 650/2004 que expresa que para poder ser aspirante a concursar para los cargos de referencia se debe tener el título de contador, abogado o en su defecto una tecnicatura acorde.  "Cosa que aquí no se respetó, permitiendo la participación a personas que no acreditan esa condición, poniendo a mi cliente, que acreditó idoneidad como contador público, en un trato desigualitario", acusó el abogado.

Además, informó que no se publicaron los antecedentes de cada postulante por lo tanto no hubo posibilidad de controlar a cada uno de ellos ni se pudo impugnar a los que no cumplían con los requisitos o cotejar el puntaje entre ellos mismos, lo que agrava la situación.

En consecuencia, el pasado 21 de febrero en el Juzgado Federal de Orán, Pomares presentó un recurso de amparo para que se resuelva la nulidad del acto administrativo. “Grande fue mi sorpresa cuando nos esteramos que el mismo día había sido designado el jefe de administración de la Aduana a otra persona. Pero a mí no me resolvieron la nulidad y mi cliente nunca fue notificado", amplió el abogado al medio El Tribuno.

Asimismo, el pasado 25 de febrero, el Juzgado Federal de Orán, a cargo de Gustavo Montoya, dio lugar al amparo presentado, otorgándole cinco días hábiles a Pomares para que informe sobre las causas de la demora aducida. Para el abogado, la designación en el cargo al señor Edgardo Luis Beretta, es inconstitucional dado que no reúne los requisitos.