Ante el aumento de casos de violencia institucional y una creciente represión de la protesta social, se presentó en el Senado de la provincia de Buenos Aires la “Guía de actuación frente a la violencia de las Fuerzas de Seguridad” elaborada por la Red Provincial de los Derechos Humanos.

Durante la jornada, organizada por los bloques de Unidad Ciudadana, hubo fuertes críticas hacia la política represiva de los gobiernos de Mauricio Macri y María Eugenia Vidal dirigida contra los sectores populares, que se vio expresada en la represión durante la aprobación del presupuesto 2019 impuesto por el Fondo Monetario Internacional.

“Estamos en un contexto donde se aprobó un presupuesto de políticas de ajuste con el Congreso militarizado y prácticamente en estado de sitio” sostuvo el diputado nacional, Horacio Pietragalla, quien afirmó que “la única manera de oponernos a esta situación es por medio de la organización que, como esta Guía, nos permita darle un abordaje concreto a los casos de violencia institucional”.

Durante su intervención, la presidenta del bloque de Unidad Ciudadana en el Senado, Teresa García, hizo referencia a las causas de la creciente represión de la protesta social. “Estos programas económicos cierran con el temor. Macri y Vidal necesitan de la violencia de las fuerzas de seguridad porque la única forma de sostener este modelo es con palos” advirtió.  

Por su parte, la titular de la bancada en Diputados, Florencia Saintout señaló que “estamos ante una violencia que siempre es selectiva, dirigida a los sectores populares, dirigida hacia aquellos que intentan transformar la realidad”. Y resaltó que “la diferencia con el gobierno de Néstor y Cristina es la conducción política de las fuerzas que estuvieron al servicio del pueblo, como sucedió durante la inundación de La Plata en 2013”.  

La jornada contó con la participación del Juez de la Corte Interamericana, Eugenio Zaffaroni, y el representante del Grupo de Curas “Opción Por los Pobres”, Francisco “Paco” Olveira, quienes brindaron testimonio sobre el actual contexto represivo de las fuerzas de seguridad y la militarización de los barrios del conurbano bonaerense.

El ex Juez de la Corte Suprema se refirió a la ausencia de controles sobre la estructura de la Policía Bonaerense. “A la Policía de la Provincia de Buenos Aires no la controla nadie. En primer lugar porque es una fuerza demasiado grande, de 70 mil personas, que son lanzadas a las calles con un entrenamiento precario y en un sistema policial autoritario. Por supuesto, la mayoría son personas de trabajo, pero nunca falta un loco que, exacerbado por la irresponsabilidad de la conducción política, produce casos de violencia y gatillo fácil” argumentó.

A su turno, el Padre “Paco” alertó sobre la complejidad de la situación social en los barrios bonaerenses, y dijo que “es nuestro propio gobierno quien está siendo en sí mismo un manual de la violencia institucional no solo por la violencia represiva que ejercen las fuerzas de seguridad sino por la violencia de esta política económica. Este gobierno empezó reprimiendo a una murga y encarcelando a Milagro Sala, y en ese contexto Patricia Bullrich anunció un cambio de paradigma. En nuestro barrios vemos cotidianamente la violencia institucional, la policía acompañando a usurpar las casas de los más pobres, llevándose a perejiles, implicándolos en robos”.

El evento, organizado por la vicepresidencia de la Comisón de DDHH a cargo del senador Jorge Romero y moderado por su prosecretario Matías Moreno, contó con la participación de legisladores, integrantes de la Red Provincial de DDHH, referentes gremiales, universitarios y sociales bonaerenses, quienes recibieron una copia impresa del libro con el protocolo de actuación frente a la violencia institucional.