El abogado Alejandro Sánchez Kalbermatten presentó una denuncia contra Amalia Granata por la fiesta de cumpleaños clandestina que armó con más gente de la permitida y sin respetar los protocolos sanitarios. La precandidata macrista al Senado por Santa Fe mintió hasta cuando pidió disculpas por el evento prohibido.

Además, por el escándalo que levantó la fiesta clandestina de la que participaron Marcelo Polino y Yanina Latorre, Granata tuvo que improvisar un cierre de campaña en el diario La Nación.

La propia panelista, que se hizo famosa por contar que tuvo una noche de sexo con Robbie Williams, reconoció que cerraba su campaña en compañía del programa del periodista militante del macrismo Jonatan Viale.

La denuncia de Sánchez Kalbermatten contra la panelista macrista - quién acusó a su propio espacio de difundir el video prohibido - por sorteo cayó en el Juzgado Criminal Correccional Federal 9.