La Comisión de Ética de la FIFA recibió a un grupo de jugadoras argentinas que denunciaron ante la entidad a un director técnico de la Asociación de Fútbol Argentino por acoso sexual, por lo que se dio curso a una investigación para esclarecer los hechos.

El caso se dio a conocer por FIFPro, una organización internacional con sede en Países Bajos que defiende los derechos de los futbolistas en el ámbito profesional, la cual brindó apoyo legal a las jugadoras denunciantes.

En este sentido, la Comisión de la FIFA calificó a la situación como “maltrato a menores” e “inconducta sexual”, luego de recibir testimonios y pruebas de varias mujeres que sufrieron acoso por parte del director técnico.

“El entrenador en cuestión utilizó su posición de poder para intimidar y acosar sexualmente a distintas adolescentes, algunas incluso de 14 años”, detalló el comunicado publicado este jueves por la FIFA. 

"En lo que debió haber sido un entorno seguro, las chicas fueron víctimas de amenazas y comentarios sexuales de explícita y violenta naturaleza”, detalla el texto, y advierte que “es muy preocupante” el comportamiento que ha tenido “durante años” este entrenador.

En tanto, desde la entidad se solicita a la FIFA la “inmediata destitución” del director técnico que trabaja en la AFA, debido a que detenta un cargo en el que “podría acceder y ejercer poder sobre menores”.

“FIFPro provee apoyo legal a estas valientes futbolistas que, en una acción colectiva, están determinadas a jugar un rol clave para que el fútbol se desarrolle en un ambiente más seguro e inclusivo”, precisó el organismo defensor de las víctimas.

Asimismo, se instó “a otras futbolistas afectadas a ponerse en contacto. Sus reportes serán tratados con absoluta confidencialidad”, ya que, se sospecha, podrían ser más mujeres las afectadas por la situación.

En tanto, la asesora jurídica de FIFPro, Alexandra Gómez Bruinewoud, manifestó que “habiendo entrevistado a las jugadoras en forma individual, nos encontramos con denuncias creíbles y coherentes, indicativas de un patrón de comportamiento abusivo”.

“Las alegaciones son aún más preocupantes porque refieren a la conducta de un entrenador senior y poderoso en el país. Admiramos el coraje de estas jugadoras y nos alegramos de poder apoyarlas”, sostuvo Bruinewoud.

Hasta el momento, el caso no se presentó en la Justicia nacional por decisión personal de las jugadoras involucradas. No obstante, no se descarta que suceda por voluntad de las víctimas o por la actuación de oficio de algún fiscal.