En la última sesión del Concejo Deliberante de Tornquist, concejales de los bloques Frente para la Victoria y Cumplir denunciaron violencia de género del intendente Sergio Bordoni hacia la Secretaria Legislativa, Valentina Nyez, durante una reunión operativa.

Según publica el portal Noticias de Tornquist, la edil Mónica Sagredo dijo que durante distintas reuniones de trabajo que se llevaron a cabo en estos dos años con la presencia del intendente, quien “al dirigirse hacia las mujeres lo hace de mal modo, de una manera muy temperamental y muchas veces usando vocabulario no apropiado hacia una mujer”, señaló.

Continuando con el relato, agregó: “Nosotros siempre hemos venido callándonos por situaciones que se fueron dando porque justamente somos conscientes de que si hablamos de esto, la respuesta va a ser que lo decimos para hacer política barata”.

Además hizo referencia a la semana pasada donde “se vivieron momentos muy duros” en una reunión con el jefe comunal sobre la Cooperativa Eléctrica (CELT). En la reunión, Bordoni  “le hace una pregunta a la secretaria del HCD sobre la institución y ella le dice que no le corresponde responder porque no pertenece más a la entidad; pero el intendente insiste y, finalmente, sale la respuesta acompañada de la expresión de que si ya no pertenecía más al Consejo de Administración de la institución fue porque Bordoni la amenazó de que si seguía allí, se tenía que ir del Concejo Deliberante”.

En la misma línea Sagredo aseguró que el intendente “reconoció eso ante nosotros y dijo que eran decisiones políticas, pero le recordamos que la secretaria es votada por los concejales y en el caso de Nyez fue por unanimidad”.

En consecuencia, “vino la siguiente reunión de la que no participamos, pero de la que escuchamos gritos y llanto. No podemos permitir que esto pase, no es una cuestión de política barata, sino de respeto, más cuando hablamos de la autoridad máxima del distrito”.

Por su parte el concejal Guillermo Löffler sostuvo que “no queríamos que se torne político, pero todos tenemos que tener por principio el no a la violencia y los que tenemos cargos públicos debemos dar el ejemplo. Uno ya no se puede quedar callado porque lo sufrimos varias veces”.

“Me llama mucho la atención lo que dicen los concejales del oficialismo, porque ellos estaban en la reunión y nosotros a 15 metros escuchamos los gritos y vimos cómo se fue llorando la secretaria, entonces que digan eso es defender lo indefendible”, añadió.

Por su parte, el edil oficialista Sebastián Bassi consideró que lo expuesto por la oposición “es totalmente exagerado, fue una discusión que no tenía injerencia del bloque opositor”. En defensa del intendente respondió: “En Bordoni conocí a una persona con valores humanos, que dista mucho del común de los políticos, entonces salir del recinto a llevar este tema es faltar el respeto al que realmente sufre violencia de género”, resumió.