En contra partida descartó otorgar el bono que -a la manera de un aguinaldo social-, estaba en estudio para paliar la disparada de los precios. Las organizaciones que participaron de la reunión son el triunvirato de San Cayetano (la CTEP, Barrios de Pie y la Corriente Clasista y Combativa) y representantes de la Iglesia católica que se retiraron con gusto a poco. Aunque aún faltan algunas negociaciones que continuarán mañana y pasado por el envío de alimentos a los barrios, el Frente Popular Darío Santillán y el de Organizaciones en Lucha (FOL) anunciaron una jornada de ollas populares frente a los supermercados para el 12 de julio.

Desde el Ministerio de Desarrollo Social bajaron el tono del conflicto y aseguraron que la charla fue menos tensa de lo que algunos dirigentes plantearon.  "Ofrecen una aspirina para un enfermo terminal", definió por su parte Daniel Menéndez a Página 12. El coordinador de Barrios de Pie agregó que con la CTEP y la CCC van a reunirse para definir en los próximos días la toma de medidas. "No fue lo que entendíamos que había que anunciar. Lo que ofrece el gobierno está por debajo de la gravedad de la crisis. La única propuesta que hicieron fue aumentar gradualmente los programas de empleo, para llevarlos de los 4.700 pesos actuales de 5000 en junio, 5500 en agosto y 6000 en diciembre. Se necesita mucho más: un aumento de la asignación universal por hijo, declara la emergencia alimentaria para fortalecer los comedores. La oferta es por demás insuficiente para contener el cuadro social”.