Según los últimos datos, la media de casos diarios de COVID-19 informados en la ciudad de Buenos Aires aumentaron un 190%. Es por lejos el distrito que más contagios registra en los últimos 20 días (teniendo en cuenta su población). La segunda ola se adelantó ante la falta de controles del gobierno de Horacio Rodríguez Larreta.

Los datos alarman si se tienen en cuenta que el aumento de casos se está dando de forma sostenida, semana a semana. Uno de los indicadores para conocer esto son el aumento de llamados a la línea gratuita 148, en la cual las personas con síntomas consultan si deben o no hisoparse.

Ante ese escenario que prendió alarmas en el Gobierno nacional, que llegó a hablar de la posibilidad de realizar "toque de queda sanitarios" para evitar la circulación de personas en algunos horarios, la administración de Larreta sigue actuando como si nada pasara. De hecho, prácticamente no existen los controles en Ciudad de Buenos Aires y la gente puede hacer lo que quiera, como caminar sin barbijo o no respetar el distanciamiento social en bares o restoranes. 

Además, el macrismo lleva adelante una campaña contra la vacuna Sputnik V y amaga con no sumarse al operativa que el Gobierno nacional quiere montar en todo el país para inmunizar a 5 millones de personas antes de marzo.