El Gobierno estima que en septiembre podrá autorizar el ingreso de turistas extranjeros con dos dosis, en principio de países limítrofes como, por ejemplo, Chile, Uruguay y Brasil. Asimismo también continuarán habilitando la llegada de todos los argentinos varados en el exterior.

También se autorizará que se puedan llevar a cabo eventos de hasta 1000 personas, como ser, recitales, torneos deportivos, entre otros, confirmó una alta fuente oficial. “Actualmente ya tenemos casi un 59% de personas mayores de 50 años con dos dosis de vacunas y con una dosis un 60%”, explicó un importante funcionario.

Estos datos a lo que se sumará que se continuará durante agosto con este nivel de vacunación es lo que lleva a las autoridades a estimar que en septiembre se podrá tener un funcionamiento casi normal. Aunque todas las aperturas siempre estarán sujetas a que el nivel de contagios continúe disminuyendo. Según datos oficiales ya se observa una reducción de casi el 80% del número de infectados entre el pico del mes de mayo y la semana pasada.

Otro dato alentador es la provisión de vacunas y en este sentido el Gobierno resaltó la donación por parte de España de 400.000 vacunas de Astrazeneca.

Respecto al turismo receptivo el Gobierno comenzaría a flexibilizar con los países limítrofes pero la intención es avanzar en otras aperturas. “Es un tema de planificación de la autorización de vuelos”, explican en la Rosada.

En el Gobierno están convencidos que la política de limitar el ingreso de argentinos en el exterior y mantener cerradas las fronteras para extranjeros ralentizó el ingreso de la temible variante delta del Covid-19

El titular de la cartera de Turismo, Matías Lammens estudia un plan para incentivar la llegada de turistas del extranjero. Sin embargo, hasta el momento dicha iniciativa no fue aprobada por el Gabinete.

La reactivación económica a lo que se suma la posibilidad de ir hacia un esquema de mayor aperturas es lo que le permite al Gobierno el mantener optimismo respecto al proceso electoral.

Admiten que la recuperación económica principalmente que se observa en el sector industrial comenzará a registrarse en el sector servicios en tanto se continúe con las aperturas.

En este sentido, el turismo es una actividad clave y con esta idea el fin de semana pasado el Gobierno relanzó el programa pre viaje por el cual espera movilizar unos $30.000 millones en el turismo interno a través del reintegro de hasta el 50% de los gastos en agencias de viaje, alojamientos y transporte, entre otros.

La intención es poner en marcha uno de los sectores que más sufrió por la pandemia pero también abaratar los costos para quienes quieran vacacionar en el país y así evitar una mayor salida de dólares.

Fuente: Ámbito