Un estudio realizado por la consultora Analogías revela que en junio se registró la marca más alta de desocupación en la provincia de Buenos Aires desde que asumió Cambiemos, siendo un 55 por ciento mayor a la de junio de 2015.

Según señalan, la actividad industrial en mayo resultó 6,3 por ciento inferior a la de abril y un 4,8 por ciento más baja que la de igual mes de 2017.

Por otro lado, los ingresos fiscales siguen siendo inferiores, en términos reales, a los del año pasado, y el desempleo se consolida por encima de los dos dígitos, pasando de 10,7 por ciento en junio de 2017 a 11,8 por ciento en igual registro de este año, con 12,4 por ciento en el conurbano.

De cara a los próximos meses, desde la consultora alertan sobre un empeoramiento de la situación como consecuencia de la devaluación que se trasladará a precios y salarios. De ahí se puede entender el anuncio de la Gobernadora María Eugenia Vidal de ampliar los gastos en programas sociales, así como las asignaciones familiares y jubilaciones mínimas. En este sentido se hablaría de un incremento de poco más de 500 millones de pesos que totalizaría una extensión de 1200 millones de pesos en el año según lo presupuestado.

De todas maneras, también es insuficiente: “Con una inflación hacia el mes de diciembre de este año que se estima oscilará entre el 42 por ciento y el 48 por ciento interanual, el incremento de octubre en relación a septiembre será del 15 por ciento para los gastos en los programas Más Vida, los Servicios Alimentarios Escolares, las Becas de las Unidades de Desarrollo Infantil, las jubilaciones Mínimas y las Asignaciones Familiares”, explican.