Las políticas de ajuste planeadas entre el gobierno de Mauricio Macri y el Fondo Monetario Internacional continúa revelando datos deprimentes de la economía Argentina. Según un informe del Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad Nacional de Avellaneda (UNDAV),basado en los datos de los bancos centrales de los países sudamericanos,el derrumbe de la economía en nuestro país medido en salario mínimo, vital y móvil pasó de los U$S 580 dólares a los U$S 271 actuales: Significa una caída de alrededor del 53%.

“En noviembre de 2015 Argentina superaba al resto de los países de la región. La situación empieza a cambiar radicalmente a partir de diciembre de 2015 pero particularmente durante 2018 con la devaluación del 100%: es aquí cuando la Argentina comienza a perder posiciones aceleradamente hasta alcanzar la sexta posición”, destaca el documento.

El informe elaborado por el equipo de economistas de Economía UNDAV, advierte que, entre diciembre de 2015 y mayo de 2019, Argentina se convirtió junto a Venezuela en los únicos dos países de la región cuyos salarios mínimos perdieron capacidad de compra en todos los alimentos esenciales analizados.

En el detalle, el documento universitario demuestra que los salarios mínimos cada vez compran menos cantidad de pan (-78 kg), leche (-150 lts), arroz (-154 kg), queso (-19 kg), huevos (-86 docenas), carne (-30 kg), pollo (-70 kg), y agua (-173 lts).

En base a datos de la Secretaría de Gobierno de Trabajo, el documento universitario apunta que el salario mínimo vital y móvil medido en dólares cayó casi el 53% en el transcurso de los últimos tres años y medio.

“A excepción de Argentina y Venezuela, que tuvieron caídas de su salario mínimo del 52% y del 65%, respectivamente, entre 2015 y 2019 el resto de los países de la región han visto crecer sus salarios mínimos medidos en dólares”, remarca el informe sobre el contexto regional.

En consecuencia, en la comparación interanual entre mayo de 2018 y mayo de 2019, el salario mínimo medido en dólares cayó un 31% en Argentina, y se convirtió en el peor número detrás de Venezuela.

“Ocurre que el salto devaluatorio del último año fue significativo. Argentina es el segundo país donde más aumentó el tipo de cambio, con un 89,9%, solo por detrás de Venezuela (120.780%)”, advierte el informe