Se trata del decimoquinto carguero  que, con el número AR1080 y operado por el Airbus 330-200, matrícula LV-GIF, especialmente modificado, despegó ayer a las 17.18 desde el aeropuerto internacional de Ezeiza rumbo a Moscú en busca de más vacunas para enfrentar el coronavirus.

"Estamos aportando como línea de bandera toda nuestra capacidad logística a la mayor campaña de vacunación", sostuvo Pablo Ceriani, presidente de la línea de bandera.

Se estima que la aeronave, en la que viajan 20 personas, entre comandantes, copilotos, personal técnico, de mantenimiento y de cabina, aterrice en el Aeropuerto Internacional de Sheremetievo, alrededor de las 9 (las 15 en Moscú).

La partida de regreso desde Moscú está estimada para alrededor de las 14 de mañana (las 20 en Moscú) y su arribo al Aeropuerto Internacional de Ezeiza, se concretará a las 7 de mañana.

"Aerolíneas está puesta al servicio de los argentinos y son estas situaciones límites las que demuestran la importancia de contar con una línea aérea de bandera que pueda resolver rápido las dificultades logísticas", señaló Ceriani.

Como en los vuelos anteriores, las vacunas producidas por el instituto Gamaleya serán trasladadas en contenedores del tipo "thermobox" a una temperatura de 18 grados bajo cero y con carga adicional de refrigeración.

Hasta el momento, llegaron 10.192.490 de vacunas en 19 vuelos completados por Aerolíneas (14 desde Moscú con 6.533.290 dosis de Sputnik V y 5 desde Beijing con 3.659.200 dosis de Sinopharm) sobre un total de 12.198.250 dosis que ingresaron al país en 22 vuelos.