En Córdoba apareció el ex jugador de fútbol Carlos Tevez en un tremendo Rolls-Royce Wraith, el auto más rápido de la marca inglesa. El auto está valuado en 350 mil dólares. 

En las redes sociales, la foto se difundió con mucha rapidez y muchos usuarios recordaron que Tevez se negó a pagar el impuesto a las grandes fortunas y apeló ante la justicia. Una marca que pocos olvidarán y opaca al "jugador del pueblo". 

El año pasado, en lo peor de la pandemia, el Congreso nacional aprobó un impuesto extraordinario a las grandes fortunas, destinado a las personas más ricas del país. Tenían que pagar una cifra por única vez que se destinará a programas sociales y sanitarios. Tevez no quiere saber nada con pagar esa plata.