Miles de militantes peronistas comenzaron a llegar desde temprano este miércoles a Plaza de Mayo para celebrar un nuevo Día de la Militancia, ocasión que el presidente Alberto Fernández aprovechará para relanzar la gestión tras las elecciones Legislativas del domingo pasado y encarar la segunda etapa del gobierno.

Los organizadores esperan que más de 100 mil personas se sumen a esta muestra de unidad a la que apuesta el Frente de Todos que tendrá como único orador al presidente Fernández.

Desde el Obelisco, donde se concentraron en las primeras horas de la tarde, marcharon las columnas sindicales, en medio de complicaciones del tránsito. Las expresiones de la CGT y las dos CTA avanzaron por Diagonal Sur, encabezadas por gremios docentes y estatales de UPCN.

El cruce de la avenida Belgrano y Chacabuco fue ocupado por el sindicato de los mecánicos (SMATA), conducido por Ricardo Pignaneli, mientras a pocas cuadras avanzaban los camioneros que, con Pablo Moyano a la cabeza, ingresaron a la plaza por la avenida Julio A. Roca -Diagonal Sur-, como el resto de los gremios.

También por Belgrano a la altura de la Avenida 9 de Julio, marcharon trabajadores del sindicato de la UOCRA, liderado por Gerardo Martínez, con banderas amarillas.

Los movimientos sociales, como la columna de Barrios de Pie, liderada por Daniel Menéndez, la CCC y el Movimiento Evita, ingresaron a la plaza por la avenida de Mayo, con remeras que mostraban las figuras de Evita, Perón y pañuelos que representaban los que llevan las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo.

También en los alrededores se podían ver a otras agrupaciones políticas como La Cámpora, en el sector cercano a la avenida Diagonal Norte, en un clima festivo, mientras sonaba música de trompetas de músicos callejeros y desde algunos parlantes se escuchaba la voz de la cantante de cumbia Gilda.