De cara al 2020 la Argentina que va a comandar el futuro gobierno de Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner tendrá, entre otras urgencias, la necesidad de generar dólares. Tanto para afrontar las obligaciones de deuda, decisición que la fórmula del Frente de Todos adelantó, como para llevar adelante importaciones necesarias para la producción y el desarrollo, como la adquisición de medicamentos y commodities, entre otros.

En este contexto, el diputado electo de Juntos por el Cambio, Luciano Bugallo, realizó una entrevista para el portal Todo Provincial y dejó en claro la postura que tendrá la oposición a Fernández y Axel Kicillof en relación a las retenciones al agro: “Estoy totalmente en desacuerdo con cualquier tipo de retención al sector”, sentenció, y por las dudas el futuro legislador advirtió: “Segmentar las retenciones tampoco sirve”.

Luciano Bugallo
Luciano Bugallo

“Todo el sector agropecuario y las 4 agremiaciones que integran la mesa de enlace ya han plasmado en un documento de 14 puntos que las retenciones son un impuesto que hay que quitarlo porque es distorsivo, ya se demostró cuando se bajaron que la producción aumentó, el área de siembra también”, detalló Bugallo.

El dirigente cercano de Lilita Carrió y organizador de los cacerolazos de 2013, fue electo diputado provincial por la Primera Sección Electoral. “Nosotros consideramos que tenemos que ir hacia las retenciones cero, no lo hablo solamente desde el sector agropecuario, el nivel de presión impositiva por parte del estado es abismal”, agregó.

Al ser consultado sobre la posibilidad de aplicar una segmentación de las retenciones con diferentes variantes, Bugallo fue tajante “No estoy de acuerdo con la segmentación de las retenciones, para nada”. Preguntó, “¿De qué manera vos segmentas?”, y cuestionó: “No es lo mismo un productor que tiene 3 mil hectáreas en la Patagonia o en el sur de la provincia de Buenos Aires o uno que tiene 270 hectáreas en Pergamino, entonces segmentar por superficie no sirve”.

Por último, el legislador electo de Juntos por el Cambio, deslizó “La solución es bajar impuestos, esto se ve en el mundo entero, cuando bajas la presión impositiva hay mayor inversión. Bajemos el gasto, bajemos impuestos, sucesivamente”, sugirió. 

Además del agro, a lo largo de nuestra historia los dólares fueron aportados por el superávit de la balanza comercia, por el endeudamiento externo y, en menor medida, por la inversión extranjera directa.

Cabe destacar que en materia deuda, entre capital e intereses, el gobierno de Alberto y Cristina deberá afrontar vencimientos por $ 161.220 millones entre 2020 y 2023. Los números surgen de la consultora LCG en base a datos del Ministerio de Hacienda, aunque estas obligaciones se van modificando en base a las renovaciones de deuda, que van postergando algunos vencimientos.