Parece que no todo el macrismo quiere ir por todo luego de las elecciones. Aunque parezca sorprendente, fue el diputado nacional de Juntos por el Cambio Pablo Tonelli, referente de la línea "dura" del PRO, el que puso paños fríos y tomó distancia de la idea de María Eugenia Vidal y Patricia Bullrich de arrebatarle al Frente de Todos la presidencia de la Cámara de Diputados. Nunca pasó en la historia de la democracia reciente que la oposición controle esa Cámara.

Básicamente, fue esa situación la que recordó el legislador: "Por lo pronto me parece inoportuna. Primero hay que esperar el resultado de las elecciones y ver cómo queda conformada la Cámara. Recién ahí se podrá plantear el tema de la Presidencia", opinó.

"La verdad es que a mí no me atrae mucho la idea de quitarle la presidencia al oficialismo. La tradición legislativa es que la presidencia de la Cámara la tenga el oficialismo", afirmó el diputado en una entrevista con FM Milenium.

¿Qué hará Vidal cuando asuma? ¿Insistirá con esa actitud? Vale recordar que el kirchnerismo le cedió la presidencia de la Cámara de Diputados al macrismo en 2016 a pesar de tener los números para controlarla. ¿Quién pone en riesgo la República?