La Cámara de Diputados de la Nación aprobó esta madrugada por unanimidad y giró al Senado el proyecto que impulsa la creación de una Campaña Nacional para la Donación de Plasma Sanguíneo de pacientes recuperados de coronavirus (Covid-19).

La iniciativa impulsada por el presidente del bloque del Frente de Todos, Máximo Kirchner cosechó los 229 votos de los diputados presentes en el recinto y conectados en forma telemática.

Al cerrar el debate, Máximo Kirchner dijo que "pasada la enfermedad la donación de plasma es bueno para que se pueda ayudar a otra persona" y que los donantes serán tratados "con el cuidado de su privacidad". También señaló que "para los que somos peronistas solo el pueblo salvará al pueblo".

Kirchner aclaró que "no es una vacuna, es un tratamiento que a veces puede servir y a veces no" y dijo esperar que esta donación para hacer este tratamiento "ojalá sirva a los argentinos".

Al exponer en el recinto, el presidente de la comisión de Salud, Pablo Yedlin (Frente de Todos), aseguró que se necesita hacer una campaña de donación de plasma de enfermos recuperados de coronavirus, ya que "de los 14 mil que tuvieron esa enfermedad lo hicieron solo 150".

"Esta enfermedad la estamos viendo en todo el mundo y en la Argentina, con distintas intensidades. La única manera para que salgamos adelante, con el menor dolor posible, es que trabajemos entre todos solidariamente", amplió Yedlin durante su exposición.

Además, el oficialista remarcó que "hasta ahora hay muchas dudas cuando es la manera de tratar a los pacientes" de la Covid-19, sostuvo que "una de las alternativas" es la donación de plasma y pidió “que los recuperados puedan se sumen a la campaña”, que deberá ser convertida en ley por el Senado.

Por su parte, la vicepresidenta de la comisión de Salud, Carmen Polledo (PRO-Juntos por el Cambio), señaló que "la donación de plasma se trata de una función terapéutica" y que "se busca armar una norma para sumar a la mayor cantidad de personas posible".

"En Argentina hay 13.000 personas recuperadas y sin embargo la cantidad de sangre donada es baja; por eso es bueno lo que propone el proyecto: que se difunda ampliamente esto y que se extienda por dos años", agregó la diputada