En la sesión del 6 y 7 de noviembre de 1991 fue sancionada la Ley 24.012 de Cupo Femenino, convirtiéndose así en la primera Ley en establecer un piso mínimo del 30% de representación de mujeres en las listas partidarias para cargos electivos, para acceder a las bancas del Congreso de la Nación.