Así lo aseguró Jorge Sappia, presidente de Convención Nacional de la UCR, el órgano que aprueba las alianzas partidarias. "Habrá que ver qué se hace con esta coalición que evidentemente no ha funcionado como debiera", describió. 

Las palabras de Sappia deben entenderse en medio del fuego cruzado entre Elisa Carrió y la dirigencia del partido centenario. Además, no es nueva la mala onda de los radicales por el poco lugar que el macrismo les concedió al interior de la alianza gobernante. 

"Si estamos encerrados en un mutismo absoluto de origen propio porque los socios mayores no nos quieren escuchar, dediquémonos al fútbol o el básquet a ver si nos va mejor", insisitó Sappia. 

"Habrá que ver qué se hace con esta coalición que evidentemente no ha funcionado como debiera", concluyó. El malestar crece entre sectores del radicalismo y será mayor cuanto más crezca el ajuste y el encierro del macrismo sobre los propios. ¿Se dobla y se rompe?