El abogado y ex senador nacional Mario Cimadevilla fue parte de la Unidad Especial de Investigación AMIA, hasta que renunció porque no podía avanzar en esa investigación. Ahora, realizó una gravísima denuncia contra el presidente Mauricio Macri y contra el ministro de Justicia Germán Garavano por encubrir "amigos" en la causa AMIA.

En declaraciones a Radio 10, aseguró: "Una de las cosas que estaba bajo nuestra responsabilidad era ser parte querellante, ayudando a la fiscalía, en la causa que se denomina por encubrimiento en donde se investiga a fiscales que son los que habrían desviado la investigación". 

En esa línea, recordó: "Pero cuando hace un año terminaba la feria judicial y había que ir a hacer los alegatos, la querella que yo representaba entendía que había elementos para acusar a todos y el ministro Garavano manifiesta su diferencia con nuestro criterio".

"Por eso revoca los poderes a los abogados que estaban actuando en la querella y nombra a un abogado que encontró dispuesto a ir a pedir la absolución", aseguró Cimadevilla mientras explicó: "Yo aquí también denuncié la injerencia de los operadores judiciales, Angelici estuvo detrás de todo esto".

Asimismo, señaló que "es cierto que Garavano me dijo que Mullen y Barbaccia son amigos y no se los puede acusar" y advirtió que "también tenían una preocupación por las acusaciones hacia el Fino Palacios".

Él mismo compartió en Twitter una nota explicando por qué salió de la Unidad AMIA y el estado de la causa y aseguró: "Paulatinamente la verdad va saliendo a la luz".