Jorge Langone, docente de la ciudad de Buenos Aires que trabajaba en una escuela del barrio de Villa Lugano, murió este domingo a causa de una infección por covid-19 y sus compañeros docentes apuntaron contra el Gobierno porteño "por obligar a docentes y estudiantes a exponerse innecesariamente en contexto de pandemia", según alertaron en un comunicado. Los barrios del Sur porteño tienen los peores índices de contagios y muertes. 

El fallecimiento fue confirmado por Página/12 desde el sindicato de docentes de la ciudad, Ademys, gremio al que el hombre estaba afiliado, mientras que sus compañeros señalaron como "directamente responsables" de la "muerte evitable" al "Gobierno de la Ciudad y a la ministra de Educación, Soledad Acuña". 

"Con profundo dolor e indignación informamos a la comunidad educativa el fallecimiento de nuestro compañero docente Jorge Langone, de la Escuela Técnica Nº 13 del Distrito Escolar 21, a causa de una infección por covid-19", indicaron en la tarde del domingo "Docentes Autoconvocadxs" del colegio "Ingeniero José Luis Delpini" del barrio de Villa Lugano, donde Langone dictaba sus clases. 

A casi un mes y medio del retorno a las clases presenciales en la ciudad, los compañeros del docente fallecido apuntaron contra el Gobierno de Horacio Rodríguez Larreta. Recordaron que "hace poco comentábamos que no iban a parar hasta tener un docente muerto" y aseguraron que "ahora tenemos la certeza de que piensan avanzar sobre nuestros cadáveres". En este sentido, agregaron: "Paremos esta locura, necesitamos un plan de lucha para impedir que sigan los contagios y las muertes evitables". 

La situación en los barrios del Sur de la Ciudad es alarmante, con cifras de contagios y muertes que superan a varias provincias argentinas. Se trata de barrios muy postergados, con pésimas infraestructuras, lo que expone a sus habitantes a la pandemia. Desde ese lugar, parece una irresponsabilidad haber exigido el retorno a la presencialidad en esas condiciones.