La moneda norteamericana sufrió una nueva mini-corrida que mandó la divisa a 18,60 pesos, cuando hace dos semanas estaba un peso menos. Los problemas macroeconómicos del macrismo, la explicación de fondo.

Durante 2017, la divisa estuvo contenida por tratarse de un año electoral y para evitar que su crecimiento se traslade a precios. Igualmente, la inflación anual superó lo previsto por el Banco Central y se ubicó por encima del 20%. En noviembre y diciembre, la suba de precios estará por encima del 2% mensual.

Sin una mayor intervención oficial, la moneda norteamericana empezó a subir en los últimos días, a razón de 95 centavos en apenas dos semanas. De esta manera, está en un nivel récord desde que gobierna Cambiemos.

De fondo, el mercado muestra los límites de la política económica del macrismo. El Ejecutivo nacional acumula rojos en varios ítems: cuentas públicas, balanza comercial, cuenta corriente. Ante ese escenario, crece la dependencia del país del endeudamiento externo. Esa incertidumbre está alentando la demanda de dólares, que además se encontraba atrasado.

De esta manera, el Gobierno deberá enfrentar un desafío. Si deja que el dólar escale posiciones, y así revierte en parte el actual atraso cambiario, sabe que esa suba puede trasladarse a los precios locales, en un contexto de alta inflación. En diciembre, se especula con la suba de precios estará cerca del 3%.