Se trata de las empresas Wrangler y Lee que, en Argentina, están operadas por VF Corporation. "Se ha tomado la decisión de finalizar las actividades en Argentina durante el año 2019", afirmaron desde la compañía.

Las dos reconocidas marcas de indumentaria abandonarán Argentina para monitorear lo que ocurre en la región desde Brasil, dejando sin empleo a 200 trabajadores que se desempeñan en las empresas.

Por otro lado, VF Corporation mantendrá su sede de operaciones en Chile y en Brasil. Sin embargo la idea que mantiene la empresa es tener el control de las actividades en Sudamérica desde su oficina en Brasil.

Para entender esta medida, la Federación Económica de la Provincia de Buenos Aires presentó un informe que indica una caída de las ventas interanuales de 8,6%. Además, resalta que durante el año pasado el valor de las naftas y en los costos logísticos encarecieron la producción.

Por otro lado, algunos datos del INDEC revelan que las exportaciones de ropa habían caído en el primer semestre de 2018 casi un 6,4% respecto al 2017.