Cada vez que el ex presidente Eduardo Duhalde brinda una declaración pública, termina generando repercusión mediática. Esta vez, y a solo cuatro días de las PASO, el ex mandatario intentó defender los reiterados descansos de Mauricio Macri durante su paso por la Casa Rosada.

En una entrevista con el programa “Levántate y anda”, que se emite por Radio Colonia, Duhalde se refirió a las declaraciones de Mauricio Macri sobre su costumbre de culminar la jornada laboral a las 7 de la tarte para ver Netflix.

"Acá no se sabe, pero los presidentes se toman horas libres. Ciertos presidentes hacen otras cosas. Hay que darse tiempo porque el cuerpo no aguanta. A mí me pasó" relató el dirigente oriundo de Banfield.

Fue allí cuando contó los episodios de alucinación ante el silencio de los periodistas. "Estar en ese lugar no es muy sano. En marzo yo ya alucinaba y no hay que ocultárselo a la población. No es sano. En el último mes de la gestión de (Fernando) De la Rúa estaba su cuerpo, pero no él. Su mente estaba en otro lado, no escuchaba, tenía la mirada perdida", agregó.

Ante la consulta por sus licencias cuando era el Jefe de Estado, explicó que se debían exclusivamente a una cuestión de salud mental. "En marzo (antes de terminar su mandato) empecé a alucinar, veía un río adentro de Olivos y le preguntaba a (su esposa Hilda González Duhalde) 'Chiche' hasta que me agarró la mano y me mostró que no estaba el río", reveló.

"A mí me salvaron los adventistas, 8, me hacían la comida y hablaban conmigo. Así salí y la gente no se enteró, contratamos uno por uno para no dar la idea de que el presidente estaba mal" concluyó.