Este viernes el Senado convirtió en ley al proyecto de Aporte Solidario y Extraordinario de las grandes fortunas, que apunta a moderar los efectos de la pandemia de coronavirus Covid-19 y está destinado a los patrimonios superiores a los 200 millones de pesos.

El proyecto presentado por los diputados del Frente de Todos, Máximo Kirchner y Carlos Heller, pretende ayudar a moderar los efectos de la pandemia de coronavirus y apunta a los patrimonios superiores a los 200 millones de pesos, con el objetivo de recaudar $300 mil millones para volcar a planes productivos y sanitarios.

El mismo se enmarca en la urgente necesidad de financiar la compra de equipamientos de salud, generar políticas de apoyo a las PyMes, continuar con la urbanización de barrios populares, realizar obras en materia energética y desarrollar el relanzamiento del Progresar para que jóvenes sigan estudiando.

A través de un comunicado, desde el oficialismo detallaron que en los cuatro años de gestión del gobierno de Mauricio Macri se dejaron de cobrar impuestos a personas y a empresas de mayores patrimonios por el equivalente acumulado de 7 puntos del PBI.

En este contexto, el aporte permitirá recuperar más de uno de esos 7 puntos claves para financiar la recuperación de la economía y se perdieron durante el macrismo.