Se trata de un informe del Centro de Estudios Metropolitanos (CEM), un centro interuniversitario en el que confluyen la UMET, la Universidad Nacional Arturo Jauretche y la Universidad Nacional de Hurlingham. "El 52% de los habitantes del AMBA dejó de comprar medicamentos en el último tiempo porque no podía pagarlos", concluyeron. 

"Consultados sobre si dejaron de comprar medicamentos en el último tiempo porque no podían pagarlos, el 52% contestó afirmativamente, mientras que el 40% dijo que no", detallaron en el material del CEM. 

En ese sentido, Arnaldo Medina, vicerrector de la UNAJ y exdirector del Hospital El Cruce, explicó: “El dato de discontinuidad y abandono de los tratamientos con medicamentos, tiene relación tanto con el aumento de los precios, como en la baja de coberturas y en el aumento de los copagos. Esta situación va a influir en los índices de morbilidad y mortalidad de los argentinos”.

Por otro lado, en el trabajo precisaron que para “el 62 % de la población del AMBA el precio actual de los medicamentos es muy alto”, mientras que para el 21 % de los entrevistados afirman que el precio es alto. Sólo el 14 % sostiene que es razonable, bajo o muy bajo.