El 95% de las personas que recibieron las dos dosis de la vacuna de Sinopharm contra el coronavirus desarrollaron anticuerpos frente a la variante Delta, similares a los que se desarrollan después de una infección natural.

La investigación arrojó que las personas de 20 a 39 años presentaron tasas de seroconversión (títulos de anticuerpos) muy elevadas (98,9%), en individuos mayores de 60 años (93,3%) fueron menores.

Además, la vacuna indujo anticuerpos neutralizantes en el 81,25% de los receptores de la vacuna y estos niveles de anticuerpos neutralizantes fueron similares a los niveles observados después de una infección natural.

El trabajo fue difundido por los investigadores de la Universidad de Sri Jayewardenepura que realizaron el estudio junto al Consejo Municipal de Colombo en Sri Lanka y la Universidad de Oxford.

Según señaló el comunicado de la universidad, los niveles de anticuerpos contra Delta y Beta (detectada por primera vez en Sudáfrica) "fueron similares a los niveles posteriores a la infección natural, aunque los niveles de anticuerpos fueron más bajos para el Alfa (detectada por primera vez en Reino Unido)".

La vacuna también indujo respuestas de células T y células B de memoria. "Los receptores de la vacuna solo tuvieron una reducción de 1,38 veces en los títulos de anticuerpos a Delta en comparación con la variante de Wuhan, en comparación con una reducción de 10 veces a Beta", añade el informe. 

Sinopharm, aprobada por la OMS, presentó meses atrás estudios en varios países con una eficacia general de casi 80%. La fórmula es usada en decenas de países con compras directas o con entregas a través del mecanismo COVAX.