Hasta el sábado a las 22, en el marco de las medidas de seguridad adoptadas a raíz de la Cumbre del G-20 que se lleva a cabo en la Ciudad de Buenos Aires, el Aeropuerto El Palomar permanecerá sin vuelos comerciales y reservado exclusivamente para operaciones militares.

Días atrás, los vecinos de El Palomar se vieron sorprendidos no sólo por las medidas de seguridad en la central aérea y sus alrededores, si no por el aterrizaje de un avión C-17 Globlemaster de la fuerza aérea de Estados Unidos, procedente de Panamá, vehículos para la escolta motorizada del Presidente Donald Trump, entre ellos el Cadillac One llamado “La Bestia”, helicópteros VH-60N Whitehawk conocidos como “Marine One”, además de personal militar y pilotos.