Sagasti fue elegido este lunes por el Congreso de Perú como nuevo presidente interino, el tercero que ocupa el cargo en una semana, con el desafío de superar la crisis de legitimación política que condujo a miles de indignados ciudadanos a las calles.

El parlamentario, ingeniero de 76 años, que trabajó para el Banco Mundial, fue elegido como nuevo presidente del Congreso, pero le corresponde asumir automática e inmediatamente como jefe de Estado, según la Constitución, luego de superar hoy los 60 votos necesarios para ser aprobada su lista en el recinto.

Sagasti, representante del Partido Morado, deberá completar el actual periodo de Gobierno, que termina el 28 de julio de 2021, tras la destitución del popular mandatario Martin Vizcarra hace una semana y de la renuncia de su sucesor Manuel Merino, el domingo.

Será el tercero en menos de una semana, en un país muy golpeado por la pandemia del coronavirus y la recesión económica que se sumió en una crisis política tras la destitución de Vizcarra.

Según Télam, la lista aprobada este lunes, la completan Mirtha Vásquez (Frente Amplio, izquierda), Luis Roel (Acción Popular, centro) y Matilde Fernández (Somos Perú, centro), como primer, segundo y tercer vicepresidente respectivamente.

La renuncia del domingo de Merino desató una celebración en las calles peruanas tras varias jornadas de manifestaciones duramente reprimidas por la policía, en las que hubo dos muertos y un centenar de heridos.

Horas después renunció la junta directiva del Congreso, encabezada por Luis Valdez, lo que dejó temporalmente al país andino sin autoridades de los poderes Ejecutivo y Legislativo.

Por la noche, el Congreso no se puso de acuerdo para elegir como nueva presidente de Perú a la legisladora izquierdista Rocío Silva Santisteban, quien supuestamente era una candidata de consenso. Necesitaba 60 votos y consiguió solo 42, con 52 en contra y 25 abstenciones.

En la lista única de Silva Santisteban iba de número dos el parlamentario del centrista partido Morado, lo que implicaba que quedaría de jefe del Congreso.

Esto condujo a una reunión a puertas cerradas entre los jefes de bancadas para buscar la manera de superar el estancamiento mientras miles de personas permanecían pacíficamente en las calles.

Merino, un centroderechista de 59 años, había sustituido el martes al popular mandatario Martín Vizcarra, un día después de que éste fuera destituido por el Congreso por un caso de presunta corrupción.