El caso Correo Argentino suma un nuevo capítulo escandaloso, que involucra tanto al presidente Mauricio Macri como a altos funcionarios de su Gobierno. 

La fiscal general Gabriela Boquin advirtió una doble maniobra por parte del Clan Macri. Por un lado, las movidas para no pagar la multimillonaria deuda que el Correo mantiene con el Estado hace más de 17 años. Por otro, las operaciones de vaciamiento, que incluyeron pagos millonarios desde el 2003 a pesar de no tener actividad ya que la empresa no tenía más la concesión del servicio postal. 

Ayer, en un nuevo dictamen, la fiscal Boquin reveló que esos injustificados pagos millonarios fueron a directores de Correo Argentino, estudios de abogados y consultoras y empresas de publicidad que, en muchos de los casos, tenían vinculaciones con el holding Macri y que hoy son importantes miembros del Gobierno. Entre ellos, el Secretario de Modernización Andrés Ibarra, el Secretario Legal y Técnico Pablo Clusellas y el diputado Pablo Tonelli.

Según reseñó El Destape Web, en el dictamen que presentó ayer, Boquin sostuvo: “Mientras los plazos se siguen prolongando contra legem por diversas peticiones de la concursada (Correo Argentino) y del Estado Nacional, en la administración de la concursada existieron pérdidas de activos líquidos inexplicables y sin justificación apropiada considerando que desde el 19/11/2003 ésta no registra actividad”. Es decir, mientras los Macri no pagan su deuda con el Estado y con más de 700 acreedores, realizaron gastos sin justificación desde una de sus empresas que, en teoría, estaba paralizada.