En 2017, el entonces presidente Mauricio Macri menospreció a los estudiantes que asisten a la escuela pública en el país. "Están los que van a las escuelas privadas y los que... caen en la pública", aseguró con desprecio. En ese momento, la declaración generó el rechazo de toda la comunidad educativa.

Los dichos de Macri vuelven ahora a primer plano cuando otros dirigentes macristas decidieron salir con todo contra la educación pública. El foco está puesto en Soledad Acuña, la ministra de Educación de la Ciudad de Buenos Aires, quien habló de maestros "fracasados, viejos y pobres". 

Pero Macri y Acuña no fueron los únicos en cuestionar la educación pública. Por ejemplo, la entonces gobernadora María Eugenia Vidal afirmó en 2016 que no había que invertir en las universidad públicas que el kirchnerismo construyó en el conurbano bonaerense. "Los pobres no van a la universidad", mintió la gobernadora. 

Para Macri los alumnos caen en la escuela pública