El gobierno de Mauricio Macri celebró una buena noticia: por tercer mes consecutivo, las exportaciones superaron a las importaciones. Así las cosas, Argentina logró algo de alivio en lo relativo al llamado frente externo. 

Sin embargo, el rojo comercial sigue alto y, por tercer año consecutivo, el país tendrá déficit. Se calcula que las compras al exterior superarán en 4 mil millones a las ventas. El macrismo también presenta malos números en este ítem. 

Además, el Gobierno suele sostener que durante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, el país se cerró al mundo lo que repercutió sobre las exportaciones. El relato sería el siguiente: Si vos te cerrás al intercambio mundial, ¿quién te va a comprar? Otra mentira más. 

Por su parte, los números muestran que durante el último gobierno de CFK, las exportaciones mostraron mucho dinamismo y en tres de cuatro años fueron muy superiores a los niveles actuales. En 2012, 79 mil millones; en 2013, 75 mil millones; en 2014, 68 mil millones. Solo 2015 presenta niveles similares a todo el mandato de Macri, con cifras por debajo de los 60 mil millones. ¿Convenía estar "cerrados al mundo"?