Según el INDEC, el desempleo en el cuarto trimestre de 2020 es del 11%, tres puntos más que en el mismo período del 2019. En el medio, hubo una fenomenal pandemia que llevaron esos números por las nubes. La creación de puestos de trabajo está en marcha pero todavía es muy lenta. 

De acuerdo a información oficial, la desocupación alcanza a dos millones de personas, mientras que casi tres millones más están en la subocupación. La tasa de actividad empieza a llegar a los niveles pre-pandemia. 

Si se compara con el tercer trimestre de 2020, los indicadores siguen estancados. Esto es: la recuperación económica todavía no impacta sobre la creación de puestos de trabajo formales. Lo que sí hay en marcha es una recuperación del trabajo informal. 

Según un estudio del economista Claudio Lozano, entre el tercer y cuarto trimestre del año pasado se redujeron en 12 mil la cantidad de asalariados registrados. En cambio, los no regstrados aumentaron casi 700 mil.