En las antípodas del miedo que quieren meter varios medios opositores sobre supuestos efectos adversos en la gente que se vacunó con la Sputnik V, el director del Hospital Fernández no sólo no minimizó el hecho de que haya reacciones adversas sino que explicó que es una muy buena señal porque eso significa claramente que la vacuna está funcionando.

El doctor Previgliano fue muy claro al decir que el cuadro febril es una reacción del organismo ante un antígeno que se está inoculando en el cuerpo, lo que marca su efectividad.

Fuente: Diario Registrado, Revolución Popular