En los principales bancos y casa de cambio porteñas la moneda estadounidense alcanzó a rozar los $ 31. Al mismo tiempo, se ubicó en los $ 30,95 en el Galicia y en $ 30,90 en las entidades ICBC, Itaú, BBVA Francés y Supervielle.

La suba del dólar se dio a la par de la devaluación de casi 1% que sufrió el real brasileño, que se disparó a 4,07 reales por dólar. El empuje de la depreciación externa demuestra la vulnerabilidad argentina.

En este contexto de incertidumbre y volatilidad, el Gobierno insiste en la licitación de Letes (Letras del tesoro) en dólares a 203 días para controlar la cotización de la divisa, que por el momento luce fuera de control.