Una enorme luchadora y un ejemplo de fortaleza para todos y todas. Gracias Lita por esa alegría y esa energía que contagia… y por tanto amor. ¡Felices 90 años! ¡Feliz cumple Lita!” fueron las emotivas palabras que eligió la vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner, por el aniversario del natalicio de Ángela "Lita" Paolín de Boitano, presidenta de Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas.

El último encuentro público entre la vicepresidenta y la histórica Madre de Plaza de Mayo fue en diciembre del año pasado, cuando Cristina y el presidente Alberto Fernández encabezaron el acto en la ex Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA), donde se entregó los Premios Azucena Villaflor, y uno de los reconocimientos fue justamente para Lita.

Lita Paolín es madre de Miguel Angel Boitano y de Silvia Adriana Boitano, desaparecidos durante la última dictadura cívico militar.

Su hijo era estudiante de la carrera de arquitectura en la Universidad de Buenos Aires (UBA) y trabajaba en Techint. Militante de la Juventud Universitaria Peronista (JUP), fue secuestrado el 29 de mayo de 1976. Fue visto en la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA). Hasta la fecha, permanece desaparecido.

Su hija era estudiante de la carrera de letras en la UBA y militaba en la JUP. Fue secuestrada por el ejército el 24 de abril de 1977. No se sabe en el CCD en el que estuvo detenida. Hasta la fecha, permanece desaparecida. En 2013, Lita fue querellante por el caso de su hijo en la Megacausa ESMA y actualmente es presidenta de Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas.