El ex gobernador de Santa Fe Miguel Lifschitz continúa internado en "estado crítico". Se debe a la situación que le tocó vivir con el coronavirus y la preocupación por su estado de salud se acreciente. 

El jueves se informó, a través de un comunicado, que el ex gobernador "permanece internado en sala de cuidados intensivos, en el marco de su cuadro crítico y cambiante, a causa del Covid-19 que cursa".

Por otro lado, el actual diputado santafesino, internado desde hace quince días, recibe el "apoyo de asistencia mecánica respiratoria" que comenzó tres jornadas después de haber sido ingresado al centro médico.

En ese marco, se multiplicaron los mensajes por su pronta mejoría a través de una campaña en Twitter desde anoche, cuando se confirmó que Lifschitz había entrado en una "desmejora clínica" y un cuadro con "signos de inestabilidad", reseñaron El Destape y Télam.

La esposa de Lifschitz y también diputada provincial del Frente Progresista, Clara García, se encargó de agradecer desde e su cuenta personal de esa red social todas las expresiones de aliento recibidas mediante el hashtag #FuerzaMiguel.

"Abrazado por tantos mensajes de respeto y cariño sé que, como siempre, estás mirando de frente estos días difíciles, para superarlos una vez más", aseguró García.