El ex líder de Montoneros cuestionó la extensión de la cuarentena y dijo que puede desembocar en una "rebelión social".

En un documento publicado en la Agencia Paco Urondo, Firmenich dijo que "todos sabemos que sería suicida mantener la cuarentena durante un tiempo indeterminado, paralizando todas las actividades sociales y económicas".

"Si bien es cierta la afirmación de que una caída económica se recupera pero una vida perdida no, la afirmación deja de ser cierta cuando no se refiere a la macroeconomía sino a la pequeña actividad de trabajadores autónomos, comercios familiares y microempresas que permiten la subsistencia día a día de millones de personas, porque en estos casos es la ruina familiar y personal, incluyendo la muerte por múltiples motivos de muchos miembros de estas familias desamparadas", aclaró.

"Es ingenuo creer que con un subsidio temporal de 10.000 pesos se evitan esos dramas", dijo en referencia al IFE y advirtió que "la paralización de la economía por la cuarentena ha significado la quiebra de decenas de miles de pequeñas y microempresas y la ruina de trabajadores autónomos, lo que ha hundido en la pobreza nuevas capas sociales de sectores medios y de trabajadores que vivían al día, incrementándose dramáticamente los porcentajes de población necesitados de mendigar un pobre plato de comida en ollas populares financiadas por el Estado para poder subsistir. Todo ello sin que se haya enviado al congreso la ley sobre el Consejo Económico y Social".

"Existe un riesgo evidente: la prolongación indefinida de una cuarentena ruinosa para millones de personas para 'mantener achatada la curva' puede terminar en una rebelión social contra la cuarentena por el estado de necesidad. El resultado sería un contagio masivo con millares de muertes, perdiéndose el logro de minimizar los fallecidos y con una debacle socioeconómica. Es imperioso modificar la estrategia para aprender a convivir con el coronavirus manteniendo una baja tasa de contagios", pronosticó.

Fuente: Paco Urondo, La Política Online