"El ministro Martín Guzmán me parece una persona seria, que tiene una cualidad poco frecuente en la política argentina, y la oferta lo refleja, que es que está más preocupado por el futuro que por el presente, y eso es bastante inédito en la Argentina", destacó Hernán Lacunza, al referirse al proyecto de renegociación de la deuda externa argentina.

Si bien consideró que la propuesta "es amarreta” se da “para que no tengamos un problema de deuda en unos años” “.La oferta es inteligente. Se dejó palancas para activar en los intereses, capitales y plazos, y hay que activarlos cuando sea oportuno", enfatizó Lacunza para quien "el mejor negociador es el que sabe cuándo y cuánto aflojar".

Además, criticó: "Los acreedores no tienen patria y pedir que la tengan sería infantil”. "Pretender una conducta altruista es poco conducente", señaló

El ex funcionario de Macri planteó una serie de políticas básicas en las que el país lograr un consenso para hacer frente al virus. En declaraciones al programa Odisea Argentina, remarcó la importancia de entender que " el subdesarrollo" del país es anterior a la pandemia del COVID-19 y proyectó: "No hay política pública que pueda compensar la caída que se viene".

"Podemos 'desahorrar' un tiempo, no todo el tiempo. No funciona diciendo: 'Los años buenos nos gastamos todo lo que tenemos y los malos, nos gastamos lo que no tenemos" y  concluyó diciendo que "el Banco Central no está para financiar al Tesoro porque eso es inflación, y la inflación la pagan las pobres".

Dado que el sistema sanitario del país es "frágil" lleva al a “obligación de sobrereaccionar con una cuarentena muy estricta, asumiendo los costos”. "Cuando salgamos de la cuarentena, que no puede ser eterna, el efecto de la emisión se va a sentir en los precios; no en una hiperinflación pero sí en un fogonazo inflacionario", concluyó.

Fuente: Política Argentina