El fiscal Juan Bidone declaró durante 8 horas ante el juez de Dolores Juan Ramos Padilla en una causa clave que da cuenta redes mafiosas que involucran a magistrados, sectores de la justicia, espías y periodistas. 

Según reseñó Página 12, la declaración de Bidone dejó afirmaciones picantes que complicaron a su colega Carlos Stornelli y también a la diputada macrista Elisa Carrió. En el primer caso, se empiezan a cerrar todos los caminos que terminan en su presentación a una declaración indagatoria y a un casi seguro procesamiento. Eso implicaría la salida de Stornelli de la causa cuadernos. 

Entre tantas cosas, Bidone contó un sugestivo diálogo con Stornelli sobre Marcelo D'Alessio, detenido con prisión preventiva: "Me hizo un gesto como inclinando la cabeza de un lado a otro y me dijo 'fijate, si no te preguntan desde cuándo me conocía, por ahí no hace falta que lo digas'. Yo me quedé sorprendido porque no tenía un grado de confianza para que él me dijese algo así". 

Pero hay más: Bidone declaró que su investigación sobre el triple crimen de Rodríguez: "Eso derivó en una clara infiltración de servicios que no advertí", dijo. 

Además, Bidone reconoció que el ex espía Rolando Barreiro fue quien le presentó a Marcelo D´Alessio. Su versión es que Barreiro le dijo que D'Alessio iba a colaborar con él porque era especialista en drogas, específicamente en la efedrina, y que era de la AFI y de la DEA.

Por último, el fiscal involucró a Elisa Carrió. Contó que D'Alessio le decía que mantenía reuniones con la diputada macrista (aunque inicialmente la relación era con la legisladora Paula Oliveto) y que ésta le había mencionado al falso abogado que estaba muy enojada, "que lo quería hacer mierda (a Bdione), por no haber imputado a Aníbal Fernández" en la causa de la efedrina, y que "ella lo quería vincular a toda costa. Pero no existían pruebas en su contra y no cedí a la presión de D'Alessio".