La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva, logró hoy un respaldo clave del directorio del organismo para permanecer en el cargo tras la investigación por ser acusada de favorecer a China.

La búlgara salvó su puesto, pero queda aún la duda sobre qué tan dañada está su credibilidad para continuar al mando de la institución.

El aval del "board" llegó justo el día en que comenzó la Asamblea anual del organismo en Washington

El directorio del FMI indicó que no había evidencias "concluyentes de un papel indebido" por parte de Georgieva cuando era una alta funcionaria del Banco Mundial.
También reafirmó la "plena confianza en el liderazgo y capacidad" de Georgieva para conducir el FMI.