A tres semanas de las PASO, el Frente de Todos mantiene la delantera con un 43,3% de intención de voto superando por más de 5 puntos a Juntos por el Cambio, que alcanza el 38,1%. 

Así surge de una encuesta nacional realizada por la Celag, la consultora que estuvo más cerca de pronosticar el resultado de las PASO en 2019. La imagen del presidente Alberto Fernández, que sufrió una baja luego de la foto del festejo en Olivos, se estabilizó en el 46% de respuestas positivas.

En tanto, el manejo de la pandemia y de la campaña de vacunación obtienen una evaluación favorable mientras que mirada sobre las cuestiones económicas, si bien mejoró, sigue siendo en general crítica.

El sondeo cerró el lunes pasado y los datos fueron publicados este viernes. El encuestador Alfredo Serrano Mancilla, director de la Celag, explicó que las mediciones de imagen anteriores del Presidente rondaban el 50% de respuestas positivas.

En base a números propios y de las demás consultoras que realizan trabajo de campo -tanto en sondeos publicados como los que circulan de manera privada-, habían verificado una merma en la consideración del Presidente que se comprobaba a través de la medición de diferentes atributos: honestidad, liderazgo, comunicación, vinculación y demás. En casi todos notaban alguna baja, algo que se detuvo en los últimos días.

De acuerdo al sondeo, la imagen del Presidente se ubica hoy en torno al 46% de evaluaciones positivas y el 53,2% de negativas. Según el análisis de Serrano Mancilla, todavía está por encima de quienes lo votaron en 2019 si se hace la cuenta respecto al porcentaje de los empadronados dado que para el resultado electoral sólo se toman en cuenta los votos positivos. 

La gestión sanitaria tiene una evaluación favorable. Entre quienes consideraron "muy buena", "buena" y "regular bien", sumaron 56,2% de respuestas positivas respecto a la campaña de vacunación mientras que las respuestas negativas quedaron en el 43,8%. El consultor, que realiza trabajos en varios países de la región, comentó que eso es algo que se está viendo en otras partes. Luego de la ansiedad inicial por las vacunas que generaron muchas críticas, ahora la gente -ya vacunada- tiende a observar favorablemente el manejo de la pandemia.

En alguna medida superado el temor a contagiarse, asoman nuevamente con fuerza los problemas económicos. Si bien los porcentajes son un poco mejores que en evaluaciones anteriores, hay una perspectiva negativa en lo que tiene que ver con el bolsillo. Por lejos, la inflación aparece como la preocupación más mencionada (49,6%) , seguida por el desempleo (38,8%), la pobreza (38,2%) y los salarios (16,6%). Se podían elegir dos respuestas.

Pese a esta visión crítica de la situación económica, hay un reconocimiento a la crisis heredada de la gestión de Macri y de las medidas restrictivas que obligó la pandemia. Por eso, la intención de voto se mantiene con una ventaja para el oficialismo de poco más de cinco puntos. Luego del Frente de Todos (43,3%) y Juntos por el Cambio (38,1%), se ubican el espacio de Florencio Randazzo y Roberto Lavagna (6,5%), el FIT (5,6%) y la derecha liberal de José Luis Espert y Javier Milei (4,5%). 

Fuente: El Destape