El pasado 28 de agosto el Frente de Todos presentó formalmente el proyecto de aporte extraordinario que busca gravar por única vez a quienes posean una riqueza declarada superior a los 200 millones de pesos. Se trata de aproximadamente 12.000 personas.

Este viernes, tras cinco reuniones de debate que llevó adelante la Comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara de Diputados de la Nación, se firmó el dictamen para el proyecto de Ley de Aporte Solidario y Extraordinario de las Grandes Fortunas. El interbloque Juntos por el Cambio presentó un despacho en minoría y reclamó que la iniciativa del oficialismo se trata de un "impuesto".

“Vamos a presentar un dictamen de minoría que rechaza este proyecto presentado ya que la misma OPC (Oficina de Presupuesto del Congreso) califica este informe como un impuesto", señaló el diputado radical y vicepresidente de la comisión, Luis Pastori.

En respuesta, distintos referntes del Frente de Todos lanzaron en las redes una campaña bajo el hashtag #JuntosPorLosRicos. “Si sos uno de los 9300 mega millonarios de la Argentina, tenes quien te defienda. No estás solo. Juntos por los ricos”, dice uno de los afiches que se viralizaron.

“Durante los últimos 4 años enriquecieron a los más ricos y empobrecieron a los más pobres, y ahora se oponen al aporte solidario. Los votó un 40% de lxs Argentinxs pero ellxs defienden los intereses del 0,2% que más tiene. Más que Juntos por el Cambio, son #JuntosPorLosRicos”, publicó el diputado Leonardo Grosso.

En pocos minutos, centenares de usuarios y otros referentes de la política como la abogada Graciana Peñafort, el senador de la Provincia José Luis Pallares y las diputadas Paula Penacca y Cristina Alvarez Rodríguez, entre otros, se sumaron a la iniciativa que cuestionó la negativa de la oposición al proyecto que establece un aporte solidario a las grandes fortunas superiores a los 200 millones de pesos que pagarán una tasa del 2%.

Según un informe que AFIP presentó el lunes en la comisión, se espera recaudar $307.000 millones (1,1% del PBI del corriente año), que alcanzaría a 9298 personas. De ese total, 7438 ya presentaron sus declaraciones juradas de Bienes Personales y otros 1860 todavía no lo hicieron.

En ese sentido, se estima que 253 personas con patrimonios de más de $3.000 millones podrían aportar el 50% de esa recaudación potencial.

 

Esos fondos serán destinados a comprar equipamiento de salud para atender la pandemia (20%), apoyar a las PyMEs (20%), urbanizar barrios populares (15%), invertir en la producción de gas natural (25%) y relanzar el Progresar para los jóvenes (20%).