Desde Quilmes, donde participó del anuncio de inversiones en la reconocida Cervecería, el presidente Alberto Fernández se refirió a la grave situación que se vive en la Provincia de Buenos Aires, con un sector de la Policía Bonaerense realizando marcha en distintas ciudades, incluso en la puerta de la Quinta de Olivos.

Acompañado por Axel Kicillof y la intendenta de esa localidad, Mayra Mendoza, el Jefe de Estado cuestionó el comportamiento de los policías que se encuentran manifestándose en la calle.

“Eso no se resuelve francamente escondido en patrulleros tocando sirenas. Eso se resuelve hablando frontalmente, y el gobierno nacional no se va a hacer el distraído” sostuvo el mandatario.

Y agregó: “Reivindicamos mucho las necesidades que vive la Provincia de Buenos Aires, que, desde el día que cedió puntos de coparticipación, empezó a ver cómo subía la cantidad de habitantes” y es un tema, señaló, que “debemos resolver”.

 Además, Alberto Fernández indicó: “El Gobierno nacional va a afrontar este problema junto con el Gobernador como hacemos diariamente. Porque con el Gobernador somos, además, dos amigos en la misma causa, y estamos comprometidos exactamente por lo mismo”, insistió el Presidente.